Login
Fotos e imágenes

¿Cómo se reza las Tres Avemarías?

La Iglesia nos enseña que a través de María nos vienen todas las gracias porque Dios así lo ha querido. Por eso es muy saludable rezar, una o varias veces al día, la devoción de Las Tres Avemarías. Se pueden rezar al levantarse y acostarse, después de comulgar o en cualquier momento del día.
 
En la primera Avemaría pedimos a la Virgen que nos ayude por el poder que le concedió el Padre, en la segunda que ilumine nuestra alma por la sabiduría que le otorgó el Hijo y en la tercera que nos ame con el amor que le infundió el Espíritu Santo.

   
   
María y el Papa
María y los Santos
Deja tu intención a los pies de María
Cadena de Santos Rosarios
Inscríbete a la Cruzada Mariana
Donaciones
Buscar
 
   

Deja tu intención a los pies de María

Puedes encender una vela y dejarnos tu intención personal, por la cual deseas que oremos: por una persona enferma, sin trabajo, alejada de Dios, tal vez hasta por tu propia conversión. Estas intenciones serán colocadas ante el altar de la Patrona de la Cruzada Mariana, Nuestra Señora del Encuentro con Dios.

Además, haremos llegar tu intención a distintos conventos contemplativos y se incluirá entre las intenciones de la última Sta. Misa de mes que se ofrece por todos los Cruzados de María en la sede central de la Cruzada en Barcelona.

Ten la certeza que la intención que se deposita en manos de María, siempre encuentra respuesta:

"María es mi mayor confianza, todo el fundamento de mi esperanza".
San Bernardo

Una vez enviada tu intención reza esta oración:

Acordaos, oh piadosísima
Virgen María, que jamás se
ha oído decir que ninguno que
haya acudido a Vos, implorando
vuestra asistencia y reclamando
vuestro socorro, haya sido
abandonado de Vos. Animado
con esta confianza, a Vos también
acudo, oh Virgen, Madre de
las Vírgenes, y aunque gimiendo bajo el peso de mis
pecados, me atrevo a comparecer ante vuestra presencia
soberana. No desechéis, oh purísima Madre de Dios,
mis humildes súplicas; antes bien, escuchadlas
favorablemente. Así sea.

 
 
Enciende una vela
Enlaces   |   Libro de visitas   |   Contacto   |   Sugerencias   |     |  
Créditos