Login
Fotos e imágenes
Difusión de la Cruzada Mariana
windows-7-key  | windows-7-keys  | windows-7-product-key  | windows-7-ultimate  | windows-7-ultimate-sp1  | windows-7-professional  | windows-7-home-premium  | cheap-windows-7-keys  | windows-7-key-sale  | windows-7-iso  | windows-7-activation-key  | office-2016-key  | office-2016-product-key  | windows-7-key  | windows-7-keys  | windows-7-product-key  | windows-7-ultimate  | windows-7-ultimate-sp1  | windows-7-professional  | windows-7-home-premium  | cheap-windows-7-keys  | windows-7-key-sale  | windows-7-iso  | windows-7-activation-key  | windows-7-download  | windows-7-os-download  | office-2016-key  | office-2016-keys  | office-2016-product-key  | office-2016-product-keys  | office-2016-activation-key  | windows-7-product-key  | windows-7-key  | office-2016-key  | office-2016-keys  | office-2016-product-key  | office-2016-product-keys  | office-2016-activation-key  | windows-7-product-key  | windows-7-key  | windows-7-key  | windows-7-keys  | windows-7-product-key  | windows-7-ultimate  | windows-7-ultimate-sp1  | windows-7-professional  | windows-7-home-premium  | cheap-windows-7-keys  | windows-7-key-sale  | windows-7-iso  | windows-7-activation-key  | windows-7-download  | windows-7-os-download  | windows-7-key  | windows-7-keys  | windows-7-product-key  | windows-7-ultimate  | windows-7-ultimate-sp1  | windows-7-professional  | windows-7-home-premium  | cheap-windows-7-keys  | windows-7-key-sale  | windows-7-iso  | windows-7-activation-key  | windows-7-download  | windows-7-os-download  | windows-7-key  | windows-7-keys  | windows-7-product-key  | windows-7-ultimate  | windows-7-ultimate-sp1  | windows-7-professional  | windows-7-home-premium  | cheap-windows-7-keys  | windows-7-key-sale  | windows-7-iso  | windows-7-activation-key  | windows-7-download  | windows-7-os-download  | windows-7-key  | windows-7-keys  | windows-7-product-key  | windows-7-ultimate  | windows-7-ultimate-sp1  | windows-7-professional  | windows-7-home-premium  | cheap-windows-7-keys  | windows-7-key-sale  | windows-7-iso  | windows-7-activation-key  | windows-7-download  | windows-7-os-download  | office-2016-key  | office-2016-keys  | office-2016-product-key  | office-2016-product-keys  | office-2016-activation-key  | windows-7-product-key  | windows-7-key  | windows-7-key  | windows-7-keys  | windows-7-product-key  | windows-7-ultimate  | windows-7-ultimate-sp1  | windows-7-professional  | windows-7-home-premium  | cheap-windows-7-keys  | windows-7-key-sale  | windows-7-iso  | windows-7-activation-key  | windows-7-download  | windows-7-os-download  |
María y el Papa


Tema del Día


Catequesis Mariana (II)

Cruzada Mariana...

¿Quieres que recemos por tus intenciones?

¿Quieres encomendar alguna inquietud? ¿Algo que te preocupa?

¿Un ser querido? ¿Tu salud o tu trabajo?

¡Un movimiento que hace presente a María en el mundo!

Si deseas cambiar de vida, si los tuyos necesitan ayuda, si quieres que María reine en el mundo...  busca en nuestra web: ¡Deja tu intención a los pies de María!


MARÍA SANTÍSIMA, NUESTRA MADRE ESPIRITUAL (II)

1. ¿En qué preciso momento vino a ser María nuestra Madre?

María vino a ser madre nuestra precisamente cuando, al pie de la Cruz, ofrecía la divina víctima al Padre celestial uniéndose a Jesús Redentor, que se inmolaba por nuestra salvación y que en aquel momento cumplía la obra de nuestro rescate. Entonces, juntamente con Jesús, nos ganaba María la gracia que habíamos perdido; era, pues, justo que en aquella hora solemne nos la diese Jesús por madre, como lo hizo en efecto, diciendo al apóstol San Juan en nombre de todos sus discípulos: Ecce mater tua![1]

2. ¿Se reducen los oficios maternales de María para con nosotros a la restauración del orden de la gracia?

No; porque, siendo María de un modo absoluto cooperadora de Cristo, su cooperación a la obra redentora no se limita al conseguimiento de la gracia, sino que se extiende también a la distribución de la misma.

La misión de Cristo no se acaba con la fase dolorosa, que culmina en su muerte y en la que nos mereció la gracia, sino que se continúa en la fase gloriosa, en la que, después de la resurrección, derrama de continuo sobre nuestras almas las gracias por él merecidas. María, cooperadora de Cristo, está asociada también a esta segunda fase de su misión, en la que sigue ejercitando oficios verdaderamente maternales para con nuestras almas, procurándonos de continuo cuanto necesitamos en el orden sobrenatural.

3. ¿De qué modo ejerce María su misión de distribuidora de la gracia?

Hemos de recordar que el Señor asoció a María de todos los triunfos de Cristo, resucitándola gloriosamente e introduciéndola consigo en el cielo, para comunicarle el dominio espiritual sobre todo el orden de la gracia, que ella ganó juntamente con Cristo y que, por lo tanto, le pertenece también.

Junto con Cristo está ella delante del trono del Padre celestial para impetrarnos con su omnipotente oración las gracias que nos son necesarias. Como María goza ahora de la visión beatífica, ve también en Dios a todas las almas con todos sus deseos, sus aspiraciones, sus plegarias; y su amor maternal a nosotros la mueve a mirarlas favorablemente y a presentar de continuo al Señor sus súplicas a favor de nuestras almas.

Así, pues, las gracias se nos conceden no solamente por el influjo de Cristo, sino también por el de María, y el cuidado con que rodea de solicitudes nuestras almas, procediendo de su amor maternal apra con nosotros, constituye también una actuación de su maternidad espiritual.

4. ¿Es, por lo tanto, muy amplia la dependencia de nuestra vida espiritual de María Santísima?

Se debe decir que nuestra vida espiritual depende toda de ella. En efecto, toda nuestra vida espiritual es obra de la gracia, y no hay gracia concedida a las almas que no venga por manos de María. Y esto no sólo porque nos mereció dichas gracias, sino también porque nos las distribuye, obteniéndolas de Dios con su intercesión poderosa. Por eso se llama a María “Medianera de todas las gracias”.

5. ¿Cómo podemos reconocer prácticamente esta dependencia de nuestra vida espiritual de María?

Podemos reconocer prácticamente esta dependencia total de nuestra vida espiritual de María, consagrándola toda a ella. Es muy justo; porque, si todo lo hemos recibido de ella, podemos también de alguna manera restituírselo todo con una consagración semejante.

Dicha consagración no lesiona en lo más mínimo los derechos de Cristo sobre nuestra alma, porque es claro que, no habiendo recibido de María nada independientemente de Cristo, tampoco nos consagramos a la Virgen Santísima prescindiendo de él. Nuestra consagración debe dirigirse juntamente a Jesús y a María; así la entendieron los Santos.

6. ¿A título de qué podemos hacer dicha consagración?

En la tradición espiritual encontramos especialmente dos títulos: el de siervo, que corresponde a la realeza de María sobre nosotros, y el de hijo, que corresponde a su maternidad espiritual.

7. ¿Qué título parece el mejor?

El que atrae más universalmente a las almas es el título de filiación, porque evoca más directamente al afecto maternal de María para con nosotros, afecto que nos sirve de tanto consuelo en el duro camino de la vida. Por otra parte, no insinúa menos que el de siervo o esclavo nuestra total dependencia de María, si consideramos que, como Jesús, desea María que seamos siempre en la vida espiritual “pequeñuelos”, que nada quieren emprender con criterio propio y personal, sino prefieren dejarse guiar siempre por el querer divino, que es también el querer de nuestra Madre celestial.

Parece, pues, que la mejor actitud de nuestra alma para con María es la de querer vivir en todo como verdaderos hijos de nuestra divina Madre.



[1] Jo. 19, 27.


   


Descargar
 
María y los Santos
     
Enlaces   |   Libro de visitas   |   Contacto   |   Sugerencias   |     |  
Créditos